Archive for June, 2011

Tuesday, June 21st, 2011

Muy buenas tardes a todos,

Estamos de vuelta con màs informaciòn e ideas para todos. En esta ediciòn vamos a seguir investigando las diferentes dimensiones de lo que hoy en dìa se conoce como furia en el camino. Vamos a retomar del ùltimo parrafo de la ediciòn pasada para ir hilando la historia.

Les recordamos de nuestra promociòn FORD. Para todos los dueños de vehìculos de esta marca, les recomiendo entrar en nuestra pagina en linea www.automec-cancun.com. Aqui encontraran, noticias, promociones, informaciòn de nuestros servicios y còmo ponerse en contacto con nosotros. Les deseamos que viaje seguro. Recuerden que en Automec, Cuidamos tu camino!!!

Furia en el camino. El asunto es serio: pedirle a un conductor asi que conserve su distancia o que respete las señales de tránsito es como creer que para que una persona deje de fumar basta con informarle que el cigarrillo causa cáncer. Tal como lo revelan diversos estudios, estos comportamientos muy probablemente son la consecuencia de problemas mentales como el déficit de atención con hiperactividad o el trastorno explosivo intermitente. Justamente, uno de los síntomas de la persona con hiperactividad -aparte de su incapacidad para quedarse quieta- es la impulsividad. Una condición que le dificulta esperar turnos o acatar instrucciones. Por su parte, el trastorno explosivo intermitente -que en buen cristiano no es otra cosa que la iracundia- se caracteriza por las reacciones excesivamente agresivas en relación con la provocación. Valoraciones psico-fisiológicas también plantean una excesiva tensión arterial sistólica -medida por la sangre que sale del corazón- cuando los conductores agresivos tienen problemas en la vía.
Una personalidad con esas características metida en un carro produce un caldo explosivo. Como afirma el psiquiatra Rodrigo Córdoba, “según los aportes de la teoría dinámica, el carro es un elemento simbólico, fálico, que tiene que ver con la fuerza y con elementos relacionados con la capacidad de competir”.
Además, un ‘agressive driving’ está muy pendiente de los otros, “la mayoría tiene un sentido importante del deber, suponen que hacen lo correcto y no entienden cómo los demás no responden igual”, acota Daniel Bogiaizián, vicepresidente de la Asociación Argentina de Trastornos de Ansiedad. Por eso, la agresión en general tiene que ver con ‘enseñarle’ al otro.  Claro que esta actitud, en vez de provocar alivio, genera culpa y más tensión. “En seguida aparece el arrepentimiento -dice Bogiaizián-. Y se amargan el día. Porque la descarga era inapropiada”. Estos pacientes no tienen un registro claro de cuánto les afecta la tensión. Pero ésta provoca emociones y reacciones corporales y puede derivar en un ataque de pánico.

Muchos saludos y manejen con cuidado!!

AUTOMEC
8023561
2678071
9981689220