Muy buenas tardes a la comunidad Automec!

Estamos de vuelta con otra ediciòn màs para ustedes, el publico interesado en aprender màs.
En esta y en las siguientes ediciones vamos a investigar algunos de los fenomenos psycologicos que se producen o resultan de la conducciòn. Dìa con dìa, todos dependemos de nuestro vehiculo para hacer infinidad de actividades. Invertimos mucho tiempo dentro de nuestra “segunda casa” y al mismo tiempo, tambièn nos exponemos a muchos conductores, a trafico, a problemas viales, a imprevistos meteorologicos y una gran variedad de factores. Todas estas experiencias agregan una carga energetica y mental, y se expresan de modos diferentes. Algunas personas se enfadan con los conductores, algunas se congelan en el acto y otras pueden llegar a ser una amenaza para ellos mismos o para los demas.

Antes de empezar el articulo, les recuerdo que estamos en Facebook, bajo el mismo nombre. Recuerden nuestra pagina web: www.automec-cancun.com. Para revisar las nuevas ofertas, notas, direcciòn y cualquier informaciòn que necesiten consultar. Este mes tenemos una promociòn especial para los dueños de Fords. Revisenlo!! y recuerden en Automec Cuidamos tu Camino!!

La violencia en el tránsito, producto de la intolerancia en la convivencia y las tensiones personales y sociales, es con frecuencia causa de lesiones y muertes en la vía pública. Por ello, siempre es útil conocer y aprender algunos recursos para evitar ser victima de un conductor agresivo o transformarse en uno de ellos.

Cada vez más conductores pierden el control emocional cuando conducen

Varón, mayor de edad. Tiene ínfulas de justiciero. Cree que todo el mundo debería manejar como él y asume que logrará impartir la lección a las malas. No conserva la distancia con respecto al carro de adelante e impide el paso de quien necesita su carril. Si alguien logra meterse en ese espacio, le hace luces, le toca bocina y lo alcanza para hacerle saber su disgusto con toda suerte de epítetos grotescos, casi siempre antecedidos de prefijos altisonantes.

De seguro los síntomas anteriores ya evocan un recuerdo, un rostro y un nombre propio, porque ni el ingenuo Tribilín ni el pacífico Homero Simpsons han sido ajenos a esos comportamientos. Aunque la ‘furia del camino’ -el ‘road rage’- es un trastorno que no ha sido medido en Latinoamérica, para hacerse una idea de su magnitud basta decir que en la civilizada Ontario, Canadá, uno de cada tres conductores admite haber actuado según esos síntomas y el 40% de los conductores asegura haber sido víctima de uno de ellos, según un estudio del Centro de Adicción y Salud Mental de Toronto publicado hace un par de años. En Estados Unidos, por su parte, se calcula que cuatro de cada cinco personas con ‘furia del camino’ son hombres. El último estudio sobre el ‘agressive driving’ (manejo agresivo) fue presentado por el doctor Edward Blanchard, en el Congreso Anual de la Asociación Americana Cognitivo Comportamental, en Filadelfia

Leave a Reply